“Es un caso fortuito”, dijo el director de la CFE

Un incendio la causa del apagón

El incendio provocó fallas en dos líneas de transmisión, lo que terminó generando un desbalance en el Sistema Interconectado Nacional.

CIUDAD DE MÉXICO.- Un incendio en el municipio de Padillas, Tamaulipas, fue lo que ocasionó el apagón que a nivel nacional se registró el lunes pasado, y que provocó la salida de líneas de transmisión, así como centrales de generación.

Responsables del sector aseguraron que a esta situación se suma la debilidad que ya enfrenta el sistema por la conexión de proyectos renovables, los cuales son intermitentes.

Noé Peña, director de transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo que esta situación provocó fallas en dos líneas de transmisión, lo que terminó generando un desbalance en el Sistema Interconectado Nacional, y que posteriormente sacó de operación a la sola planta de generación.

“Fue un caso fortuito”, dijo el director de la CFE, Manuel Bartlett.

Carlos Melendez, director del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), dijo que el apagón que afectó a 10.5 millones de usuarios, duró una hora con 44 minutos, pues se vieron afectados 8 mil 943 megawatts.

“La afectación del suministro de energía eléctrica, fue ocasionada por una secuencia de eventos: la salida de operación de dos líneas de transmisión de 400 kilowatts a caso fortuito, la actuación de un sistema de protección que interrumpe el suministro eléctrico en la zona de Nuevo León”.

“Teníamos una integración histórica de enervación renovable variable de 28.13%, el sistema era débil en ese momento por la alta interacción de renovables, se presentó inestabilidad”.

La integración en los próximos cuatro años de energías renovables se calcula en 50%, por lo que el director del Cenace asegura que esto debilitará aún más al sistema eléctrico, por lo que se estarán tomando las acciones que crean necesarias para evitarlo.