Caminos del Mayab

Premoniciones para las próximas elecciones

Acabo de terminar de leer la novela “Centurio” del escritor italiano, Massimilianno Colombo, quien describe la batalla de Roma contra el general Sertorio apodado el “Nuevo Aníbal”, quien formó un ejército de inconformes contra el imperio compuesto por galos, lusitanos, africanos y todos los desertores de las legiones, en las llamadas regiones Hispánicas en los años 50 antes de Cristo. Permita el lector hacer una comparación de esta obra con lo que sucede en la política quintanarroense.

Así como el General Sertorio permitió la composición de su ejército con todo tipo de soldado con diferentes ideologías, así el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) permitió la llegada de cuadros “importantes” del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), del extinto Partido Nueva Alianza (Panal), entre otras organizaciones.

Al General Sertorio en la cúspide de su mandato le tendieron una celada sus propios aliados y terminó asesinado con todo su séquito en la celebración de un triunfo “maquillado” por otros generales llegados de diferentes legiones romanas. Después de eso, vino la rendición del ejército rebelde del llamado “El Nuevo Aníbal” y Roma volvió a tomar el control de los territorios de Hispania y de las Galias.

Traje esto a colación, por los resultados electorales para renovar el congreso local de Coahuila y los ayuntamientos de Hidalgo, cuyos resultados serán confirmados hoy por cada Instituto Electoral Local y el Partido Revolucionario Institucional se alzan con el triunfo sobre Morena. Sirva esta elección de una premonición de lo que pudiese pasar en Quintana Roo, pues se “cocina” una mega-alianza de partidos políticos contra los morenistas y sus aliados, el PVEM y el PT.

Ayer mismo, escuchaba decir al diputado local de Morena, Luis Fernando Chávez Zepeda que los triunfos del PRI en Hidalgo y Coahuila deben de servir como un llamado de atención entre los militantes en Quintana Roo, de cara a las elecciones del próximo año, además de demostrar la ineficacia de la actual dirigencia interina, más enfocada en perpetuarse que en auxiliar a sus candidatos.

Se suman a este llamado de unidad en Morena, los fundadores de ese partido en Quintana Roo, Juan Ríos Valderrama y Héctor Ortega Contreras, quienes por separado aseguran que se competirá en el 2021 con “morenistas puros”, pues son los que hicieron posible sacar a los corruptos de antes, no quienes vengan ahora porque “el hueso tiene carne”.

Aunque Morena está fuerte en la zona norte de Quintana Roo, específicamente en Benito Juárez y Playa del Carmen, tendrá que redoblar esfuerzos para sacar adelante, primero, su proceso electoral de los órganos directivos estatal y municipales, segundo, para demostrar que se trabaja para la llamada Cuarta Transformación pregonada por su líder moral, Andrés Manuel López Obrador.

En algunos municipios como Isla Mujeres, Cozumel y Othón P. Blanco, el PRI podría quedarse con las presidencias; en José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto y Tulum, el PRD encabezaría las preferencias electorales. En tanto que Lázaro Cárdenas, Puerto Morelos y Bacalar tendrían la oportunidad de ir en una mega alianza con o en contra de Morena.

SASCAB

La Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología de la XVI Legislatura, que preside Eduardo Martínez Arcila informó que en este 2020 el gobierno del Estado dejó de percibir 85 millones de pesos del Programa Federal de “Escuelas de Tiempo Completo”, con ello se afectó a 140 escuelas de la entidad que no pudieron atender a más de 15 mil estudiantes; hay inscritos en el programa 490 planteles que le da cobertura a más de 48 mil estudiantes en todo el estado.

Por lo anterior, solicitan de manera respetuosa al Gobierno Federal, a la Cámara de Disputados y a los legisladores federales de Quintana Roo que consideren en el presupuesto de Egresos de la Federación asignar

recursos al programa “Escuelas de Tiempo Completo”. A ver si esta vez los diputados federales sí piensan en Quintana Roo.