Caminos del Mayab

Políticos mayas reclaman su espacio

Los verdaderos dueños de estas tierras, desde la Guerra de Castas, son los descendientes de los mayas, pero hoy están relegados, no solo de la alcurnia política, sino del poder económico que mueve al Estado.

Los cinco municipios eminentemente mayas, a saber, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Tulum y Lázaro Cárdenas, han sido gobernados en su mayoría por políticos que solo han llegado a enriquecerse, a usufructuar el raquítico presupuesto del que gozan estas zonas, pues al tener poca población, el grueso de las participaciones se va a alcaldías como Benito Juárez, Solidaridad, Othón P. Blanco ya Cozumel.

Hoy, solo Tulum es gobernador por un descendiente de la etnia maya, Víctor Mas Tah; Lázaro Cárdenas por un holboxeño cuyas raíces se remontan al exilio de los mayas de Yucatán hacia la costa quintanarroense, Nivardo Mena Villanueva.

Pero los municipios donde se encuentra la mayor concentración de esos 250 mil mayahablantes, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, aún siguen siendo gobernados como los feudos, pues sus presidentes municipales en los últimos tres periodos solo han dejado una estela de deuda con las poblaciones originarias.

Por poner un ejemplo, Felipe Carrillo Puerto, donde un Chac-Me’ex (barba roja) gobierna, lo hace al estilo pirata, pues hasta la fecha solo se ha dedicado al saqueo junto con su gabinete, ya lo dijo el propio director de Protección Civil, Luis Alfonso Pérez Maldonado quien no aguantó más y se lanzó contra el Tesorero Municipal, Melchor Gómez Rivera a quien acusa de tener aviadores en la nómina y escamotea el sueldo a los elementos de su dependencia; pero no solo eso, sino también los escándalos de índole financieros como la falta de pago a los más de 30 trabajadores despedidos y el desvío de recursos a través del capítulo mil.

A los últimos tres presidentes municipales de Felipe Carrillo Puerto, Gabriel “El Pato” Carballo (2013-2016), Paoli Perera Maldonado (2016-2018) y a José Esquivel Vargas (2018-2021) no les ha importado el pueblo maya, solo se han servido de ellos; la prueba está en el abandono de las comunidades indígenas, la falta de apoyo a los Centros Ceremoniales y la irrespetuosidad de la cultura milenaria como lo es la maya.

Esa es la razón por la que los habitantes de estos municipios reclaman que se les de espacio en los procesos electorales, no solamente dentro de los partidos políticos, sino que se trabaje desde la armonización de las leyes que rigen las elecciones para que sean considerados, ya no quieren ser tutelados, lo que quieren es tomar sus propias decisiones en beneficio de eso más de 250 mil descendientes de los mayas.

Ya lo dijo el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, los pueblos originarios de México deben de regirse por sus usos y costumbres; pero donde haya elecciones que la oportunidad se la den a un descendiente de la cultura que rige esa demarcación.

SASCAB

El ruido que le meten al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Quintana Roo obedece a la conveniencia de actores políticos internos manipulados por actores políticos externos. Ahora resulta que se rasgan las vestiduras porque se cumplan los estatutos de paridad de género en la dirigencia Estatal, cuando esta estuvo acéfala por mucho tiempo y que más que la dirija una mujer, joven y fundadora del Movimiento como lo es Anahí González Hernández.

Los que convocan a una manifestación frente al Palacio Municipal de Benito Juárez (Cancún), lo hacen movidos por intereses que dañan a Morena, no son morenistas, son arribistas, oportunistas y

no estarán conforme con nada. No les importa la Pandemia, les importa quedar bien con sus titiriteros. Hasta ahí…