Militantes de Morena se manifestaron frente a las instalaciones del Palacio Municipal de BJ

Nueva protesta contra alianza de Morena con el PVEM y PT

CANCÚN.- Un grupo de militantes de Morena se manifestaron esta mañana frente a las instalaciones del Palacio Municipal de Benito Juárez, para expresar su rechazo a la alianza de su partido con el Verde Ecologista de México (PVEM) y del Trabajo (PT).

Se trata del mismo grupo que ayer transformó una rueda de prensa en una protesta y comenzaron la junta de firmas en contra de esta coalición.

El argumento que esgrimen los inconformes morenistas es que tienen la capacidad para ganar solos la elección a diputados federales el próximo 6 de junio, porque el Verde “solo representa el 3% de los votos”.

Los manifestantes lanzaron consignas contra la administración municipal actual, pues según Marcos Basilio el Palacio Municipal es “el nido de los verdes, no se han ido; Mara (Lezama) no es Morena”.

El grupo, liderado por Marco Basilio Vázquez y Erik Sánchez, actuales aspirantes a candidatos a diputados federales, estaba compuesto en su mayoría por simpatizantes con al senadora Marybel Villegas Canché, quien estaría promoviendo estas manifestaciones, luego que el delegado del PVEM afirmara que su alianza sería únicamente para respaldar a Mara Lezama como candidata.

El contingente de aproximadamente 50 personas arribó a la Plaza de la Reforma este mediodía, para lanzar consignas en contra de la coalición, declarando injusto que al Verde Ecologista les hayan entregado la mitad de las candidaturas a las diputaciones federales en el estado.

“Fuera el Verde, Morena, Morena, Morena… no queremos coalición, no a la coalición… Morena amigo, el pueblo está contigo… Fuera el Verde… Basilio, Basilio, Basilio…” eran las consignas que se lanzaron en el contingente.

Marco Basilio Vázquez está inconforme porque el Distrito IV le corresponde nombrar candidato al PVEM y la inconformidad de Erik Sánchez es porque quiere que le otorguen el Distrito III, ambos con sede en Cancún.

Ayer ambos encabezaron una rueda de prensa, que rápidamente se volvió casi un mitin político, con cartulinas de protesta y junta de firmas. Posteriormente, el restaurante que utilizaban, el Café Andráde, emitió un comunicado deslindándose de esta aglomeración, que estaba afuera de sus puertas y que aunque pidieron que fuera controlada, los organizadores no pudieron hacerlo.