Caminos del Mayab

La visita navideña del presidente

Contrario a lo que muchos morenistas esperaban, la pasarela de aspirantes a una candidatura en Quintana Roo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador fue institucional en su visita a Tulum el domingo 20 de diciembre.

Algo dejó en claro López Obrador, vino para firmar el Convenio del Programa de Ordenamiento Territorial del Sureste con el fin de evitar la corrupción y asegurar que se respeten los planes de desarrollo urbano en Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Él mismo posteó en sus redes que “la inversión en estos cinco estados del sur es un acto de justicia social y económica. Cuidaremos el ambiente, nuestros recursos naturales, así como el patrimonio cultural y arqueológico”.

No es de extrañarse que la Federación está al tanto del despojo de tierras que han sufrido los ejidatarios de la mayoría de los municipios de Quintana Roo que tienen ventana al mar, aunado a la galopante corrupción a la hora de hacer los Programas de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) donde no se respeta el medio ambiente, so pretexto del desarrollo y la creación de empleos.

Lógicamente, a la “Firma del Convenio del Programa Regional de Ordenamiento Territorial entre la Federación y el Estado”, participaron los mandatarios estatales de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; Chiapas, Rutilio Escandón Cadena; Tabasco, Adán Augusto López Hernández; Campeche, Carlos Miguel Aysa González y Mauricio Vila Dosal de Yucatán, ante ellos López Obrador anunció que el total de obras que se hará en estos estados asciende a un presupuesto de 200 mil millones de pesos, incluidos el Tren Maya, modernización del Puerto de Progreso, la Refinería de Dos Bocas, la zona Libre de Chetumal, el Aeropuerto Internacional de Tulum entre otras de orden social.

Sin embargo, al evento que fue en la zona arqueológica de Tulum, acudieron brigadas organizadas para acciones políticas; la mayor manifestación fue la compuesta por trabajadores del Sector Salud, quienes marcharon en exigencia de su “bono Covid”, que sí reciben sus homólogos en el IMSS e ISSSTE, pero ellos no, pese haber sido los primeros en atender pacientes con este virus.

También las divisiones al interior del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) siguen patentes, por el arribo desde diversos municipios de brigadas organizadas para lanzar consignas en contra de sus gobiernos o algún aspirante a alguna candidatura. Otros un poco dispersos fueron los seguidores de la “4T”, con la finalidad de que se vea el respaldo que el presidente cuenta en todo el país.

No muy lejos de ahí, otro grupo llevaba una manta con la leyenda “Tulum corrupto” y otra lona en donde se detalla el supuesto abuso policiaco cometido contra un ciudadano, en junio de este año. Se trata del recién creado “Observatorio Ciudadano”, iniciado por víctimas de abuso policiaco. Rafael Barajas, director de esta asociación, dijo que pedirán la intervención de la Federación, pues la policía extorsiona a los ciudadanos a diario; “es un infierno vivir aquí y no se puede tener turismo sin seguridad pública”.

Sin embargo, nada de eso inmutó la agenda presidencial, todo transcurrió bajo la mirada de la Guardia Nacional que desde un día antes llegó para vigilar la logística.

SASCAB

A propósito, el presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto ya anda en campaña para su reelección, según él, si el pueblo le da la oportunidad. Pues sería como dormir con una víbora si vuelven a confiar en José Esquivel Vargas “Chac-Meex” para que gobierne a los carrilloportenses por tres años más. Durante 26 meses no ha hecho nada por el Municipio, pero ahora resulta que en “los próximos 10 meses que restan de mi administración invertiremos 170 millones de variadas obras en diversas comunidades de nuestro municipio, vayamos a campaña o no, ganemos la campaña o no, ese dinero se invierte, hubiera o no hubiera campaña”, afirmó el presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, José Esquivel Vargas “Chak Meex” a un medio local.

El cinismo no tiene límites. Solo hay que ver cómo están los burócratas, los policías y las personas que trabajan en el Ayuntamiento. Al tiempo…