Eliminó 71 cuentas y 18 páginas, así como otras siete cuentas de Instagram

Elimina Facebook cuentas ligadas a Marybel Villegas

Elimina Facebook cuentas ligadas a Marybel Villegas

Cancún.- Facebook eliminó el mes pasado 71 cuentas y 18 páginas en su sitio, así como otras siete cuentas de Instagram, todas ligadas al estado de Quintana Roo y que se sospecha incurrían en una “conducta inauténtica coordinada” en favor de la senadora Marybel Villegas Canché.

En total, 10 mil 500 cuentas seguían estas páginas y 300 lo hacían en Instagram; los involucrados gastaron 4 mil 100 pesos en pauta.

La red social informó sobre esta acción como parte de su reporte mensual sobre la conducta inauténtica coordinada. Esta conducta ocurre cuando múltiples actores intentan manipular el debate público a través de la difusión coordinada de contenido, utilizando cuentas que no son lo que dicen ser. Este tipo de esfuerzos son una violación de las reglas de Facebook.

En el caso de la red quintanarroense eliminada, el reporte señala que varias cuentas ficticias utilizadas para administrar estas páginas, además de publicar comentarios en las páginas de otros candidatos. Los temas abordados incluían Morena, la senadora Marybel Villegas Canché, y críticas hacia su contrincante, Mara Lezama.

“También publicaban sobre una consulta pública por el proveedor de agua potable en varios municipios, incluyendo acusaciones de corrupción en contra de uno de estos proveedores. Esta red todavía estaba en etapa temprana de la creación de su audiencia cuando se elimino”.

Esta actividad, incluso, es parte de una investigación más amplia sobre comportamiento inauténtico coordinado en la región, se añade, indicando que aunque las personas involucradas intentaron ocultar su identidad, se hallaron nexos a individuos de Quintana Roo.

El reporte incluye una muestra de las publicaciones hechas, que incluye comunicados de Marybel Villegas, protestas contra Aguakan y comentarios en contra de Mara Lezama.

Debe destacarse que la manipulación de Facebook es una práctica cada vez más común entre grupos políticos, al grado de ser un componente prácticamente esencial de las estrategias de cada candidato.